Homosexualidad, amor y apps

agosto 24, 2020

¡Sexo! ¡Sexo! Ya tardabas en pensar en él. Seguramente tengas muchas dudas al respecto: dónde, cómo, cuándo, por qué. En el presente aún sigue habiendo un pesado componente cultural encima de nuestros hombros; socialmente a las mujeres se nos restringe el sexo. Y más cuando hablamos de mujeres lesbianas. Hay que tener en cuenta que, si vas cargada de mochilas con piedras, lo que debería ser el festival del placer se convierte más bien en un auténtico infierno.
Y, por otro lado, como no podía ser de otra forma, tenemos que hablar del amor. El sexo puede pasar rápido a un segundo plano cuando del amor se trata (¡vaya! Qué poco le ha durado el protagonismo). Muchas veces nuestro cerebro despierta de golpe sobre nuestra homosexualidad en cuanto se enamora de otra persona de nuestro mismo sexo; no cuando tienes relaciones con ella.
Pero si de algo quiero hablaros hoy no es de uno ni del otro, sino de cómo llegar a ellos. En pleno siglo XXI por suerte hemos conseguido algunas ventajas que pueden ayudarnos: los pubs para homosexuales, ciertas fiestas o eventos, y la joya de la corona: las aplicaciones. Porque no nos engañemos, son la forma más fácil de quitarse todas las dudas de golpe.
Hoy en día tenemos al alcance de nuestra mano casi cualquier cosa, y entre ellas está el conocer a alguien y tener la certeza de que no nos rechazará por nuestra orientación sexual (que ya es triste tener que decirlo). Las apps nos ayudan a vaciar la mochila de piedras, a soltar-nos el pelo (y alguna que otra vez a quitarnos la ropa). La conectividad en la extensión de tu mano. Quizás en una de esas apps encuentres el fin a los prejuicios que tienes de ti misma. Quizás encuentres a alguien con quien compartir un buen rato. O quizás a alguien con quien compartir toda una vida. ¿A qué estás esperando?

Autora: @erizzarbe